fbpx
Cosas debes revisar de tu página web antes de publicarla

Cosas que debes revisar en tu página web antes de publicarla

En este artículo vamos a intentar darte algunos consejos o pistas de cosas que debes revisar en tu página web antes de publicarla definitivamente. Si el diseñador web que has contratado te ha enviado la versión definitiva de la web y te ha pedido que la revises una última vez antes de publicarla nosotros te ayudamos.

 

Cosas que debes revisar en tu página web antes de publicarla 1

 

 

Tu página de Inicio es la puerta de entrada a tu negocio.

Revisa cuidadosamente tu página de Inicio, es la piedra angular de tu web y probablemente sea la primera página que vean tus usuarios. En ella debes dejar claro de un vistazo la temática de tu web y qué beneficios le aporta al usuario. Por regla general tardamos unos 5 segundos en decidir si estamos en la página web correcta y si esta responde a nuestra búsqueda. Así que procura responder a estas preguntas lo antes posible.

A parte de esto, recuerda que desde tu página de inicio, lo usuarios navegarán a las secciones que más les interesen. Pónselo fácil con iconos, títulos, descripciones y botones que los orienten en todo momento.

 

Coherencia entre textos, imágenes, diseño y estructura.

En muchas ocasiones los diseñadores web se ven obligados a rellenar huecos con imágenes gratuitas o textos que ellos mismos extraen del contenido que tú les has enviado. Revisa que todos los titulares, descripciones e imágenes guardan relación entre ellos. También es importante que la web tenga una estructura jerárquica correcta y un diseño coherente, donde todas las tipografías, tamaños y espacios sean iguales.

 

Testimonios sí, pero sin exagerar.

Incluir algunos testimonios de clientes reales en tu página web puede ser muy beneficioso, aporta credibilidad y confianza, pero no exageres. Si todo los comentarios que incluyes en tu web dicen que eres un crack y que tu producto o servicio es el mejor del mercado perderás totalmente ese punto de confianza. Incluye testimonios de personas tal como ellos lo describen, que sean positivos pero sin exagerar.

 

Describe con verbos mejor que con adjetivos.

Abusar de los adjetivos no es una práctica muy recomendable, menos aún, si son de tipo superlativo. A todos nos gusta reflejar las bondades de nuestros productos o servicios en nuestra página, pero usa sucesión de adjetivos no nos aporta nada. En cambio los verbos son los que dan vida a una historia, nos ponen en movimiento, son específicos y aportan dinamismo.

 

Destaca la página de contacto y los botones de conversión.

Si tu web es una página corporativa o de marca personal, seguramente tu objetivo final sea que los usuarios acaben contactándote. En ese caso, asegúrate de que los botones de contactar, formularios y demás llamadas a la acción estén bien visibles y sean fáciles de encontrar. Lo que nos faltaba es que alguien que quiera contratar tus servicios o resolver alguna duda no pudiera hacerlo por no saber cómo.

 

Redacta los textos siguiendo la fórmula FAB:

La fórmula FAB son las siglas Features, Advantages & Benefits. Es decir, Características, Ventajas y Beneficios. Esto quiere decir que en cada uno de tus textos descriptivos, deberías responder a las preguntas ¿Qué características tiene tu producto que a mi me interesen?, ¿Porqué tu producto o servicio es mejor que otro?, ¿Qué voy a conseguir usándolo?

 

El personaje principal de tus historias debe ser el cliente, no tú.

Esto es muy importante y normalmente se nos olvida cuando hablamos de nuestro negocio. Un usuario no llega a tu web para escucharte hablar sobre tí, sobre tu negocio, sobre tus productos y lo maravillosos que son. Un usuario quiere saber qué puedes hacer tú por él, cuál de sus problemas vas a resolver y cómo. Qué va a obtener él si contrata tus servicios. Por eso, cuando escribas habla de él, no de ti.

 

Revisa la ortografía.

Por mucho que lo digamos siempre habrá errores que se nos pasen, pero es importante recordarlo. Una falta de ortografía garrafal en un titular o en una sección muy visibles es sinónimo de un escaparate sucio, así que revisa y pídele a otros que revisen tus textos. Entre todos seguro que encontráis alguna cosilla que se haya podido pasar.

 

Haz clic en todos los botones y prueba los formularios.

A veces los diseñadores web colocamos botones, enlaces e iconos de redes sociales que llevan a páginas o que lanzan funcionalidades que aún no han sido creadas. Por eso, es bastante común encontrar enlaces o botones que no hacen nada, o que llevan a páginas de error 404. Por eso, es bueno que nos aseguremos de que todo funciona correctamente, incluyendo los formularios de contacto y los formularios de suscripción, ya que durante la fase de desarrollo es probable que el programador haya introducido si propio correo electrónico para realizar pruebas y luego se haya olvidado cambiarlo. Al fin y al cabo, los diseñadores web también somos humanos.

 

Comprueba la visualización en la versión móvil

Si has realizado tu página web usando un CMS como WordPress, probablemente la plantilla que hayan usado estará perfectamente adaptada a móviles, pero es posible que el diseñador haya realizados modificaciones sobretodo en las últimas fases del desarrollo y que hayan provocado que algo se salga de su sitio, sea demasiado pequeño o que no se adapta correctamente. Esto puede afectar enormemente a la experiencia de usuarios y al posicionamiento que recibas en los motores de búsqueda.

Con estos consejos y pistas esperamos haberte ayudado en la búsqueda de errores en tu página web antes de publicarla.

Cada página web es un mundo y seguramente haya muchos detalles que se apliquen concretamente a cada negocio, pero de forma genérica estas son algunas de las cosas que suelen olvidarse y que debemos tener en cuenta antes de publicar nuestra página web.

Abrir chat
1
💬 ¿En qué podemos ayudarte?
Bienvenido! 👋
Escríbenos si necesitas un presupuesto personalizado, si necesitas asistencia técnica o si tu web no te da beneficios. 😉
Powered by